Una definición de Valor

Para el educador y la educadora de valores, tan importante como el currículo o las técnicas de enseñanza, es acumular conocimientos manejables de axiología. Proponemos una definición de valor.

Libertad, vida, honestidad, tolerancia… ¿Que tienen en común estos vocablos para conformar un campo semántico, un grupo de palabras que comparten uno o varios rasgos en su significado y en las cuales podemos reconocer aspectos similares?

Definición de Valor

Una definición, a nuestro parecer, inteligible por detallada y útil para iniciarnos en los contenidos de la Educación en Valores atiende a cuatro aspectos complementarios: un valor es un bien, una característica, una idea, una experiencia.

UN BIEN

La manifestación o expresión práctica de un valor y determinarlo como tal, tiene que representar un bien para la persona, de modo tal que se establece una correlación entre el concepto de bien y valor, en referencia a la propia existencia humana.

Un valor -para ser concebido como tal-, al presentarse en el actuar y ser determinante en el comportamiento, debe llevar en su consecución el bien general y el particular.

Valor es una característica que beneficia y que nos perfecciona, que dota de valía a otros seres y sus acciones, y a las cosas que nos rodean.

UNA CUALIDAD

Podemos precisar que los valores son algo natural, son propiedades –o características- de cosas, seres, situaciones y personas: cada ser -incluido el ser humano y sus actos- se caracteriza por valores y, por otro lado, las personas estamos valorando en cada instante, preferimos una cosa, una conducta… sobre otra, en virtud de sus peculiaridades.

Podemos concretar que un valor es una cualidad, calificativos de actitudes de personas, propiedades de cosas, o del comportamiento de sistemas, instituciones, sociedades… que al pensarlo, vivirlo o al manifestarse:

  • No nos deja indiferentes. Se presentan con una fuerza que nos mueve a reflexionar, decidir o actuar y que llega a orientar la vida humana.

  • Hace que la situación, la actuación o el objeto responda a nuestras necesidades. Son cualidades que nos permiten poner en condiciones el mundo para hacerlo habitable.

  • Es una cualidad que destaca por su perfección. Lo que hace que la estimemos. El valor es «deseable», esto es, que merece la pena ser deseado por su dignidad.

«El valor es una cualidad estructural de los objetos factuales (de las realidades existentes) o de los objetos ideales (conceptos, teorías científicas, realidades posibles, utopías), que los hace aptos para satisfacer nuestras necesidades y apetencias, tanto naturales como culturales. El valor como cualidad estructural es, al mismo tiempo, una cualidad relacional que conecta el objeto valioso con el sujeto valorante.» (Domínguez, J. 2004)

«El valor es una cualidad real o ideal, deseada o deseable por su bondad, cuya fuerza estimativa orienta la vida humana.» (Gervilla Castillo, E.)

UNA IDEA

Estas ideas, o representaciones mentales, que califican o caracterizan actitudes de personas, propiedades de cosas, o el comportamiento de sistemas, instituciones, sociedades… son concebidas, en tanto que su identificación y experimentación nos mueven a obrar, como:

  • Proyectos ideales, un conjunto de actividades que se encuentran interrelacionadas y coordinadas, que aspiramos a ver realizados porque que son deseados y buscados.

  • Son metas, finalidades a las que se dirigen las acciones o deseos, de carácter ideal que el ser humano puede proponer se alcanzar para obrar en consecuencia.

  • Opciones o posibilidades de actuación que, desde la facultad o libertad de elegir, la voluntad busca y/o escoge.

  • Convicciones profundas, creencias que se integran en la estructura del conocimiento y las emociones, proporcionando unidad y un sentido.

  • Patrones, en referencia a los hechos o las cosas recurrentes. Estos factores o elementos se repiten con previsibilidad y, por lo tanto, pueden funcionar como modelos que guían la conducta y decisiones de todo ser humano.

  • Características que se encuentran en cualquier actitud y acción humana, cuyo descubrimiento mueve a la conducta, orienta la vida y marca la personalidad.

UNA EXPERIENCIA

«Valor es una experiencia subjetiva, la idea con que lo conocemos, los ideales a los que aspiramos, y además, es real, existe o es realizable en torno nuestro. Todas las regiones del ser: psicológico, lógico, ideal, y real están penetradas al valor, basta afinar nuestra mirada para descubrirlo en todas las regiones.» (Marín Ibáñez, R.)

Se trata de una experiencia integral, puesto que los valores están determinados por -y a su vez determinan- lo afectivo, lo conductual y lo cognoscitivo en el ser humano.

  • Lo cognoscitivo: son un resultado del conocimiento de la realidad y sirven para relacionarse con ella y continuar conociéndola. Condensan un valor histórico.

  • Lo emocional: implican aspectos afectivos, pues el ser humano compromete sus sentimientos, la satisfacción o el rechazo, al valerse de ellos. Valoraciones.

  • Lo conductual: Indican y sugieren formas prácticas de conducta, qué hacer ante determinados dilemas morales. Pautas básicas de orientación de la conducta.

Aunque nos gusta la reflexión y la crítica, los educadores y las educadoras no somos filósofos, por lo tanto viene bien trabajar la definición de valor para nos resulte asequible.

Por otra parte y en definitiva: si, debemos estar al tanto de la materia que enseñamos.


#EducaciónNoFormal #EducaciónenValores #Axiología #AntonioMartínez



684 vistas75 comentarios

Estamos en